miércoles, 18 de febrero de 2009

Una serie de eventos desafortunados

Hace dos días me di cuenta que una persona puede llegar a ser muy idiota.  Y para ponerle la estrella al árbol de navidad, ayer ocurrieron una serie de eventos desafortunados.

He sido mas de una vez, la persona que dice: "si te vas por ese camino, te vas a estrellar contra el muro", o: "te mereces algo mejor, y lo sabes", incluso en asuntos superficiales como: "ese vestido rojo no te favorece"; y muchos me han escuchado. Pero, ¿qué pasa cuando tus amigos hacen caso omiso a tus palabras? Ya sé que debo dejar que las personas se den cuenta de sus propios errores, porque nadie ve por ojos ajenos.

Voy a contarles una historia que quizá hayan escuchado. El hecho de que el tipo que te gusta parezca un Ken con pinta de salvavidas californiano y tenga una sonrisa más deslumbrante que la de Obama, no quiere decir que sea el mejor candidato para ti. ¿Por qué? Porque en tu caso, simplemente no te quiere. Y sólo está contigo por algo que es muy obvio. Me duele decírtelo, pero es la verdad.

Entonces le dices a tu querida amiga que es una pesimista, exagerada, amargada, que piensa eso porque no le cae bien tu novio y porque desde el momento que se lo contaste tuvo un mal presentimiento, y te puso la peor de sus caras. Y aún así te dijo: espero que les vaya muy bien.

Pero los vecos como él son tan comunes, que la historia es demasiado predecible: chica tonta se enamora de chico listo, chico listo la usa, chica tonta queda destrozada. Te lo dicen, te lo explican con manzanitas y tú lanzas miradas de desconfianza, le dices a tu querida druga que es una mala amiga, que en vez de alegrarse por ti lo que hace es darte advertencias absurdas que no tienen nada que ver con tu precioso salvavidas californiano, y encima tienes el cinismo de decirle: ¿no será que a ti te gusta, y por eso me dices esas cosas?

El rasdrás se me sube, y me muerdo la lengua tan fuerte que me sale sangre, para no decirte que eres la pendeja más grande que ha existido en la historia de la humanidad; y no te lo digo para no herirte. No, druguita, a mí el ridículo ese no me gusta, y además me da náuseas, porque es un asqueroso manipulador que se divierte usando a todas las forellas que conoce.

Y por supuesto, tenías que llegar al punto de que no te pudieras poner el sombrero porque los cachos que tienes en la frente no te dejan. Al punto de que quedaste como otra más. Y ahí es cuando vienen los llantos, el sufrimiento, los chocolates y el helado... y todo lo que conlleva al arrepentimiento. Y después me llamas por teléfono para decirme que quieres hablar conmigo. Entonces nos encontramos y tu comienzas a llorar y llorar y llorar y a decir un montón de cosas que no se te entienden, pero que ya me voy imaginando.

Ayer ocurrieron una serie de eventos que hicieron que me diera cuenta de que hay que dejar que las personas aprendan de sus propios errores.

15 comentarios joroschós.:

Lord Vyzarro dijo...

definitivamente es una gueva terrible hacerla de padre o madre de necios como esos, solo espero que no hayas resultado lastimada por querer hacer el bien, saludosss!!!

A.- dijo...

Dirás que soy malvada, pero la verdad que DISFRUTO muchísimo esos momentos, cuando puedo sacar a relucir mi gran "TE LO DIJE". Cuando puedo echarles en cara su estupidez y hasta hacer que la admitan completamente ¡Es todo un placer!
Sin embargo esas situaciones son muy malas, ver a la gente que uno quiere haciendo estupideces tan obvias es algo muy preocupante porque uno se siente como impotente, ya que la persona no quieres escucharte. A veces hasta se pierden las amistades...allí es cuando uno comprueba el nivel de estupidez de ese ser.
¿Pero qué podemos hacer? Solo eso, advertir y ser ignorados, para luego disfrutar eternamente ese llanto patético y sacar a flote el "Te lo dije" jajaja.

Es que la idea de saber que uno tenía la razón es muy satisfactoria XD

Soy una gran plasta!! jajaja.

Un abrazo!

Zeleste dijo...

Creo que los consejos sobre el amor nunca son bien recibidos.

Pero nunca está de mas darlos.

Al menos te preocupaste :(

Supongo que tu amiga, en el fondo, lo sabe.

Habrá que darle tiempo :)

Suerte :)

Winterchaos dijo...

No me ha pasado muy a menudo, pero una vez que sucedió y pude decir "te lo dije", no lo hice... era una amiga a la cual quería un chingo y se fue con un patán que solo la trató de la chingada... ni modo, lo que hay que hacer para aprender en esta vida...

Un besote a la Winterfan #1 jojojo

ana_marie dijo...

y lo peor es q si no le dijeras nada luego te dicen "y por qué me dejaste hacer eso?"

Alejandro =) dijo...

que triste pero bueno es que cuando uno esta enamorado no quiere pensar en otra cosa mas =)
lo bueno es que te preocupaste por ella, eres buena amiga.

Saludos!

Andrea Bermúdez M. dijo...

Me gustaría más decir "te lo dije" cuando mi amiga me hizo caso y el Ken le hizo lo que yo dije a alguien más, no cuando es mi amiga la que se da el coñazo.
Pero sí, a veces hay personas que no entienden y deben dárselo!

Javier Amundaraín dijo...

Yo disfruto TANTO ese "te lo dije"...!

Al menos una vez al mes vienen y me dan el chance de esperar sentado a que vengan con cara de perritos lastimados a que les diga "told ya =D"

A la gente le gusta joderse. No hay nada que hacer al respecto.

Mary Lovecraft dijo...

Pues sí, además, llegados a una edad (por no decir todas) es casi la mejor forma de aprender la mayoría de las cosas, que la edad infantil de 'hazlo porque lo digo yo que soy tu madre y sé lo que digo que ya pasé por ahí' quedó bastante atrás...créeme, aunque lo hagas con la mejor intención Xim, es mejor así, aunque a veces la personalidad de los individuos en cuestión implicados 'de nuestro lado' nos pueda despistar y hacer que queramos actuar con ellos a modo de madres o padres sobreprotectores...

un beso preciosa

Mary Lovecraft dijo...

quise decir, por si no se me entendió: déjala que crezca, no la infravalores (lo haces sin darte cuenta, al querer sobreprotegerla para que no sufra presuponiendo que se equivocará, que podrá ser claro, pero también podrá no-ser el hecho de como ella pueda actuar según vaya viendo las cosas), el errar y equivocarse confiere conocimientos propios para poner en práctica en situaciones semejantes venideras y por ende, confiere madurez.
Y es que la madurez no se explica o previene, simplemente se adquiere.

otro besito

Mary Lovecraft dijo...

infravalorarla=verla como más infantil de lo que le corresponde

Gabiprog dijo...

Estupenda Adorita! Hay frases y parrafos sumamente ilustrativos de estas tan repetidas circunstancias sociales... Al final los que más cuentan son los propios consejos, y estos incluso se pierden!

A.- dijo...

Ximenita!!!!! Te dejé otro premio en mi blog, así que ¡pasa a buscarlo inmediatamente! jajaja, mentira, pasa cuando quieras. Espero te guste; puedes dárselo a quién tú quieras :D

Un abrazote!!!

Gaijingarou dijo...

En efecto, desafortunados los eventos de este tipo lo son, pero son al menos eventos con los cuales no se pierde una vida, ni se llega a extremos de estupidez mayores...generalmente. Malo lo es cuando de algo así, tan cotidiano, tan común y tan universal como un simple amorio casual lleva a una de estas personas a caer en algún tipo de solución o salida falso, como el alcohol...

Y bueno, hasta eso no creo que llegue a resultar en ello, generalmente estos casos se dan más en la población masculina, asi que si, los hay de los dos casos, los estupidos vivales como el que describes y los estupidos desvalorados que se dejan llevar por una leve depresión causada por, la contra-parte femenina de los vivales... Un yin y yang muy triste en este pequeño universo.

Al menos no queda porti y supongo no quedara en seguirle hechandole animos a esta pobre personita, ya ella decidira como toma las cosas y que tanto aprende de ello.

Besos Xocolatosos a granel.

Pilyboop dijo...

Asì es, nadie experimenta en cabeza ajena. Y para eso estamos los amigos, para escuchar y despuès decir: Te lo dije weeeeey¡¡

XDD

 
© 2009 Template Blogger design by: Mary Lovecraft Image template by: Vladstudio