sábado, 23 de mayo de 2009

Él

Dejó el cigarillo sobre el cenicero plateado y se pasó las manos por su despeinada cabellera. Al mirar por la ventana se encontró con la ciudad. Su ciudad, su escenario. Una sonrisa ladina se dibujó en sus labios, mientras las imágenes de lo que estaba por ocurrir se paseaban por su mente. Poseía una creatividad infinita.

Su chaqueta de cuero había capturado para siempre el olor de aquella sustancia que tanto le gustaba ver, oler, sentir. Entonces decidió que era hora de partir y actuar. Ya que, lo que él hacía era un arte, ¿verdad? Porque sólo un artista podía hacer lo que él, con tanta vehemencia, dedicación y amor, realizaba. Y se aseguraba siempre que su obra de arte no quedara incompleta. Era por eso que todo aquello era tan digno de admirar, tan... tan...

Era él una especie de artista anónimo, aunque dejara su firma en sus monumentales obras, nadie sabía que era él el autor de semejante... de semejante... 

El rojo era su color favorito, y estaba deseando verlo, deseando sentirlo entre sus manos, así que salió de su casa a las ocho y media, cuando el manto de la noche aún no había llegado para permitir que aquellos que vivían en el pecado, salieran a manifestar sus más oscuros deseos. Pero eso no era impedimento para él, no señor. Y por eso salió de su casa, salió con un cigarro en mano, que terminó de fumar inmediatamente,  y su instrumento en la otra, en busca de un lienzo donde plasmar toda su creatividad. Donde...

Y no había él caminado mucho, cuando la encontró. Encontró quien sería la protagonista de su próxima obra. Era aquella mujer; aquella mujer que siempre veía en sus sueños, estaba ahora frente a sus ojos. Era tan hermosa que debía estar prohibida. Tan hermosa que lo invitaba a entregársele por completo, a satisfacerla, casi olvidando el verdadero motivo de su atracción hacia ella. ¡Eso era lo que él buscaba! Belleza, su belleza. 
Entonces esperó, esperó pacientemente a que su musa se adentrara en uno de los pintorescos callejones de la ciudad. Su ciudad. No tardó mucho tiempo en comenzar su trabajo. Un corte por aquí, otro por allá. Oh sí, un poco de aquella hermosa sustancia azafranada que tanto placer le causaba. Y luego mucha, muchísima. Entonces sacó un pincel de su uno de los bolsillos de su chaqueta, y comenzó a plasmar el rostro de la bella dama en la blanca pared que a su espalda se encontraba. Al terminar sonrió, se sonrió a si mismo por lo que había hecho. Lástima que la hermosa mujer no pudiera contemplar su maravillosa obra de arte. Porque estaba muerta.

Sí, muerta

Sus manos aún enguajadas en el líquido rojo, sus ojos fijos en la mujer y su corazón latiente. ¿Por qué no podría la gente apreciar sus obras? Por qué tenían siempre que juzgarle, que llamerle asesino cuando él no era más que un artista. Sí, un artista cuyo único pecado había sido pintar veinticinco cuadros diferentes, y todos de la misma manera, con la misma pintura.
Porque él no tenía ningún problema, no señor; no tenía vicios, no era adicto a nada. 
Bah, quizá si tenía un vicio. 



Algún día dejaría de fumar.

9 comentarios joroschós.:

A.- dijo...

¡¡Bravo!! Un cuento cortito, pero excelente. Ya sabía que ese artista se traía algo entre manos (eso me pasa por ver tanto CSI, veo a un asesino en todas partes y esta vez acerté)
Me encantó la narración, siempre me gustan los puntos de vistas contrarios a lo convencional.
Me gusta el final. Sí, el cigarro es malo, jajaja.

Sigue escribiendo que adoro tus historias. Son tan creativas y llenas de imágenes y metáforas, que la verdad conquistan :D

Por cierto, hoy es el cumpleaños de Zeleste :D

Muchos besos!

JuanMa dijo...

Creo que todos, hasta los mayores monstruos, tienen excusas que se cuentan a sí mismos para darse la absolución.

Besos sin excusas.

Gabiprog dijo...

Estupendo relato!
Estupendo retrato!
Vertiginoso su ritmo, tal como lo requeria!

Besos!

cristal00k dijo...

Fuera prejuicios, si señora!
Excelente relato. Con buen timing.
Un abrazo Miss.

Lara Zonadora dijo...

Waw me gustó mucho, una gran historia. entré a tu blog por el de A.-

andrea dijo...

excelente miss en verdad me cautivo de principio a fin, no hay mas palabras que excelente XD, disculpa que no comentara antes pero es que estaba en la uni y eso me tenia con poco tiempo libre. Bueno en fin tienes un meme en mi blog. XD. Bueno saludos...

shania dijo...

Brillante! me acabas de animar ha escribir yo uno dentro de nada! es mas! me voy a poner ahora!! un besito

Zenab dijo...

Hahaha, estas frita totalmente, yo estaba super adentrada en la lectura y de repente veo a Robert haha que bueno vale.. Excelente post, espero leerte pronto!!

Kisses!

Si, yo se que andaba desaparecida :D

Armanditoh Hernández dijo...

Wow. Me encanta tu manera de escribir y de pensar, es simplemente genial.
Te seguiré, si no te molesta. Entré a tu blog por el de A.- y, de verdad,me encantó.

Saludos.

 
© 2009 Template Blogger design by: Mary Lovecraft Image template by: Vladstudio