martes, 13 de enero de 2009

Martes 13 y La Leyenda del Silbón

Generalmente, el viernes 13 es el día de la mala suerte, no hay que casarse, ni embarcarse, ni de la familia apartarse, pero en algunos países (Venezuela, por ejemplo) el martes 13 también es sinónimo de mala suerte.

Para ponerle un poquito más de misticismo al asunto, imagínense una musiquita de esas de las películas de miedo.

A ver, a ver, ¿cómo iba la cosa? Ah sí. Que si un gato negro te pasaba por delante, ibas a tener mala suerte toda tu vida; si caminabas debajo de una escalera, eran 10 años de mala suerte; si rompías un espejo, 7 años; estaba también la de tirar la sal al suelo y la de abrir los paraguas/sombrillas/umbrellas bajo techo, y otras vesches muy extrañas.
La verdad, es que yo no creo en eso. ¿Por qué?
He pasado por debajo de muchas escaleras, una vez rompí un espejo, se me ha caído la sal al piso un montón de veces, y ni hablar de los paraguas/sombrillas/umbrellas, cada vez que puedo, los abro bajo techo.

Y bueno, probablemente yo no sea la persona más afortunada del mundo, pero si hay algo de lo que no me puedo quejar, es de mi suerte. Hasta he llegado a pensar que la cosa es psicológica, porque si se ponen a pensar, todo está en la mente, ¿qué relación tiene romper un espejo con la suerte que vas a tener en tu vida? ¿Cada vez que te veas al espejo verás algo horrendo?

Sin embargo, algo que nunca me atreví a hacer -por miedo, no lo voy a negar-, era a desafiar aquellas leyendas tan horribles que me contaban.
¿De qué estoy hablando? Bueno, en mi país, hay muchísimas leyendas autóctonas, todas horribles, y había una en especial, que me aterrorizaba. La Leyenda del Silbón.
¿Quién era el silbón? Un muchacho que salía de cacería con su papá (algo así), y un día, como no encontraron ningún animal para llevar a la cena, el muchacho mató a su padre y le llevó las vísceras o los sesos -o los dos-, a su madre para que los cocinara. El caso es que la madre ni pendiente, hasta que no me acuerdo como se da cuenta de que su hijo había matado a su esposo y blah, blah, blah... sucedió algo así como una maldición, y poco de cosas todas locas y feas, y el muchach se convirtió en el Silbón. ¿Por qué el Silbón?
El muchacho tenía un silbido muy particular que usaba para llamar a los animales. Cuando ya pertenecía al conjunto de "espectros malignos del más acá que se dedican a aterrorizar a personas como yo", usaba ese silbido para que lo identificaran -y salieran corriendo, si es que daba tiempo-. Bueno, el silbido iba así como en do-re-mi-fa-sol-la-si... y si lo escuchabas lejos, es porque el Silbón estaba cerca de ti, y vice-versa.

Bueno, como les iba diciendo, nunca me atreví a desafiar ese tipo de cosas, me acuerdo muy bien que decían que si un domingo -ni p*ta idea de porqué los domingos- después de las seis de la tarde, silbabas como el Silbón seis veces, se te aparecía. Yo nunca lo intenté, y no pienso hacerlo, porque esas cosas me ponen la piel de gallina.
El caso es que un día, cuando tenía 12 años, me encontraba con mis druguitos en el área social del edificio, contando historias de miedo; estábamos de vacaciones, y me acuerdo que eran las 8 de la noche, un día domingo. Ya la cosa se estaba poniendo fea, y yo estaba aterrorizada, a diferencia de mi hermana -que no la asusta nada-, y a uno de mis druguitos, se le ocurrió la maravillosa idea de silbar 3 veces como el Silbón. Les comento que casi me pongo a llorar, y no sé que fue lo que hizo que conservara la calma (entre comillas). Hubo un silencio, y cuando el maravilloso iba a decir: Les dije que eso no existe, escuchamos un silbido.
Síp, así como lo oyen, un silbido. En medio del silencio. Creo que no hace falta mencionar que todos salimos corriendo despavoridos, gritando como los locos, suplicando clemencia y piedad.
Y cuando llegamos al área de la piscina, nos dimos cuenta que, no había sido el Silbón.
Era el pequeño Dani, que estaba llamando a su querido hermano mayor para que se asomara por la ventana, y justo ese día, le había dado por llamarlo como a los perros, silbando.
Dani, de lo más inocente y desentendido, nos saludó con su mejor sonrisa. En ese momento, todos, nos pusimos de acuerdo para decirle lo tonto que era, lo desconsiderado y cruel, por habernos asustado así. Por supuesto que él no tenía idea de qué le estábamos hablando.
Y así concluye el relato del día de hoy, queridos drugos, que Bogo se apiade de ustedes en este día (XD).

15 comentarios joroschós.:

P´PITO dijo...

martes 13 chuta meyo... no pos si esta k-brown.....

yo por eso no soy supersticioso porque es de mala suerte!!!!

saludos!!!

Lord Vyzarro dijo...

jojojojojojojojojo, ya me los imagino a todos al borde del infarto jojojojojojooo, yo tampoco creo en supersticiones, asi que estoy de acuerdo contigo, saludosss!!!

- YOGUR - dijo...

Teniendo en cuenta que nací un día 13 ya te puedes imaginar que alguna que otra vez me ha tocado que fuera Martes y no me ha pasado nada malo, al contrario, como tarta y me dan regalos XD

BesOs ;P

Zeleste dijo...

jajaja..que risa!
Ya me imagino las caritas de espanto!
A mí me han dicho que siempre tengo buena suerte, y ya hasta me lo creo, jaja, tal vez si está en la mente, pero es agradable sentirse afortunado.

Pero, igual que tú, no desafío a las poderosas leyendas..
Nunca me he atrevido a hacer eso de invocar a María sangrienta frente al espejo..¿conoces eso?
Es algo así como pararte frente al espejo en la noche, y decir "María Sangrienta!" 3 veces, con los ojos cerrados...dicen que al abrirlos la verás en el espejo .. D:

¿Lo intentarías??

jaja, yo nunca!

uy, ya me dió miedo...
un besito, y ten mucho cuidado, jaja, por si acaso!

El_Sonriente dijo...

jajajaja, como dice p`pito, no hay que ser supersticiosos porque es de mala suerte jajajaja.

Saludos y Feliz Martes 13 XD.

Mary Lovecraft dijo...

jajaajajajaja ay Xim, me hiciste reir con esta entradita! no por el miedo que pasaron pobrecicos, pero es que hubiese estado de antología el poder verles la cara luego de que descubrieran que fue el pequeño Dani el que silbó! xd xd xd!!

y bueno, acá en España también el día negro es el martes, es más, existe un refrán popular que reza:

'en martes trece ni te cases, ni te embarques'

pero vamos, que yo tampoco soy mucho de estas supersticiones es más, nada más por llevar la contraria suelo decir (y por ello creérmelo incluso jajajajj ¡el poder de la mente sí señora!) que los gatos negros me dan suerte, así como pasar por debajo de las escaleras, etc

un beso grande mi niña!!! gracias por este ratico tan entretenido!

te sigo leyendo! :****

Gaby dijo...

Vaya, vaya... Pues yo no conocia esa leyenda.

Según yo no soy nada supersticiosa.... PERO.... alguna vez alguién me dijo que cuando se iba la luz y uno ponia una vela frente a un espejo, se podian ver las almas de los muertos que estuvieran por ahí.
OBVIAMENTE NUNCA me he atrevido a hacerlo... pero según yo no se trata de mieado a una superstición.... sino de puro y simple instinto de supervivencia. ;)

Miss Adore dijo...

P´pito: ¡¡Por fin alguien que me entiende!! La mala suerte está en ser supersticioso! Si te fijas, a los que más temen, es a los que le pasan las cosas!

Vyzarrín: Así como te lo imaginas, así fue. xD Jajaja! ¡Así se habla!

Yogur: ¡¡Por eso mismo digo!! El 13 no tiene NADA de mala suerte, la gente sigue y sigue con eso... jaja, me alegro mucho por ti!

Zeleste: Claro querida, y te apuesto que mientras más te lo creas, mejor suerte vas a tener. ¿No te has fijado que a los supersticiosos siempre le pasan cosas feas? ¡Síi! Claro que lo conozco... y ýo TAMPOCO lo haría, ni por curiosidad, ni para saber si existe, NI PARA NADA. (Soy un poco miedosilla) Jaja, igualmente, un besote!

Sonriente: ¡¡Otro más!! ;D ;D ¡¡Claro!! La mala suerte esá en ser supersticioso... porque atraes lo malo! ¡Feliz martes 13 para ti también, querido!

Mary: Y es que ahora que lo pienso, le tuve que haber dado una buena torta a Dani... te lo juro que yo ya había empezado a rezar todas las oraciones que conocía! Condenado ese... salió impune! Es lo que yo digo... uno atrae las cosas, por eso los supersticiosos siempre tienen mala suerte, ¡porque la atraen! En cambio los demás no. Sin irnos muy lejos, Zeleste y yo sí que tenemos buena suerte ;D Jajaja! Me alegra mucho que te haya gustado!

Gaby: Tranquila, Gaby, te creo. De todos modos yo tampoco lo haría... ni por curiosidad. Instinto de supervivencia... jajajajajaja!


¡Besos a todos!

Winterchaos dijo...

Hay miss que cosas! jojojo
Yo tampoco creo en eso pero aun no puedo evitar sentir una sensación extraña al pasar bajo una escalera XD
Hay miss que cosas, a decir verdad, y aunque no creo en esas cosas, hasta yo me hubiera llevado un buen susto jejejeje y yo si le daba sus buenos moquetasos al chamaco jojojo
Saludos y besos miss!

cristal00k dijo...

jajaja vaya susto que os dió el Dani Silbón. Aquí en España también es el Martes 13 el día de mala suerte. A mi me dejó un novio un martes 13, pero el que encontré después era 1MM de veces mejor que el otro... así pues, a mi, me trajo suerte.
Uno ve lo que quiere ver... No hay más. Besos

andrea dijo...

jaja si esa historia me la se desde que tengo uso de razon yo solia asustar a mis hermanas en la noches con esa historia me acuerdo una vez en la finca un 24 todos mi primos se antojaron de dar un paseo a caballo yo era pequeña todavia no podia salir a los paseos de los "adultos" y me quedo yo en la casa esperando y pensando como iba hacer para vengarme de ellos por dejarme, y cuando llegan estan hablando de la historia del silbon y mi primo rafa les dije "ustedes si son pajuos eso no existe eso solo la historia de las madres para controlar a los hijos, para que no salgan hasta tarde" en eso yo me escondo en el corredor de la casa y empiezo a silbar (aclaro unico don que tengo para el resto soy sorda para la musica pero silbo bien ajaj)como el silbón mis pobres primos gritaron tanto que despertaron a toda la familia y entraron corriendo a la casa "mama, mama el silbon nos persigue" yo no aguanto la risa y me empieso a reir pues es ilogico ver gritar a un chamo que acaba de decir que eso no existe bueno al final del cuento pase todas las navidades castigas y el castigo me duro hasta el 7 de enero que empeze clases que triste pero eso es lo bueno de vivir en un monte ajjaja... El venezolano si cree aguadezes

ana_marie dijo...

jaja no digo lo contrario... es solo weird admitirlo... la gente suele imaginar calabozos y tachuelas y qué se yo.... en cuanto al escrito... jajaj se me había olvidado que era martes 13

Gabiprog dijo...

No conocia esa leyenda...

Menudo cabroncete este Silbón!!!
Una historia así siempre impresionable.
:-)

Besico!

Miss Adore dijo...

¡Sobrevivimos al martes 13!

Anónimo dijo...

yo si que en esa cabronada y lo puedo asegurar ..........grasiabay

 
© 2009 Template Blogger design by: Mary Lovecraft Image template by: Vladstudio